26 marzo, 2009

Reseña: Ip Man (Hombre Legendario)


Sinopsis

Recreación de un extracto de la vida de Ip Man, maestro del estilo Wing Chun de Kung Fu, específicamente el que corresponde a los tiempos inmediatos a la ocupación japonesa de China.
Se describe la despreocupada vida que Ip Man (Yen) llevaba como comerciante y destacado luchador amateur de artes marciales que esporádicamente, muy a disgusto de su esposa, aceptaba desafíos para perfeccionar sus técnicas.

Reacio a tomar por carrera lo que para él era un arte, negaba constantemente las invitaciones de sus amigos para establecer una academia.

Pero todo cambió con la intervención japonesa, y la progresiva descomposición social que provoca toca al personaje en lo más hondo de su ser. No sólo se pone en peligro su propia supervivencia y la de su familia, sino que las urgencias sociales lo obligarán a cambiar sus valores y lo que antes era una disciplina marcial se convertirá en su arma para rescatar la moral de sus conciudadanos.

Trailer

Comentario
Las fuentes consultadas le brindan un peso fundamental a la dupla director-protagonista en el exitoso resultado de esta película. Se insiste en trabajos anteriores en los que, juntos o separados, cada cual en su papel, entregaron lo mejor de sí satisfaciendo las expectativas del público seguidor del cine hongkonés de acción y artes marciales.

También destacan el rol fundamental de Sammo Hung como diseñador de las coreografías de las peleas para esta cinta y en cuyo extensísimo y variado currículum, aparece como “creador de dos de las mas grandes películas de Wing Chun jamás rodadas Warriors Two y Prodigal Son”.

El respeto por estas fuentes y mi supina ignorancia me comprometen a aceptar todas estas referencias como válidas. Así que plácidamente me sumo al coro de fanáticos que gozaron esta cinta y admiraron el trabajo de toda la producción.

Para no repetir lo que muchos en la blogósfera han dicho insuperablemente mejor, sólo me toca destacar la escenografía, excelentemente lograda en concomitancia con la dirección de fotografía y de arte, que unidas marcan un sentido de coherencia estética, que no se conformó con la saturación de colores y elementos, amaneramiento recurrente en el cine de éste género.

Al contrario, la paleta de colores pardos, le brinda una inusitada y sobria elegancia a cada cuadro. Incluso, las coreografías de los combates parecen tributarias de esa idea de alcanzar el goce estético por vía minimalista. La sangre nunca contamina de excesos el trabajo del conjunto. Los combatientes no traspasan la barrera de lo real con piruetas fantásticas y el carácter que Yen imprime a su personaje, concentra la atención del público en el objetivo de la cinta: homenajear a un maestro de las artes marciales, que para esas latitudes es, al mismo tiempo, un mito histórico.

Por otra parte, es evidente que esta cinta es una heredera digna del cine hongkonés de género. Más aún, considero que está marcando una pauta, tanto como en su época lo hicieron las producciones de Lee Ang y Zhang Yimou.

Ip Man recupera de sus antecesoras la necesidad de brindar un trabajo entretenido, con dosis de drama, acción, comedia y moraleja. Sólo que dosificada, en pequeñas cantidades, diria yo, las necesarias. Superando la opulencia, los excesos y las licencias autorales para brindar un cine que, sin recurrir a éstos, también puede arrancar emociones y entretener a todo público.

Que no se me malinterprete, no quiero decir que esta producción carezca de libertades narrativas, por ello tal vez no se pueda catalogar como un biopic, stricto sensu. Puesto que el fin de sus realizadores era contar la vida de este excepcional maestro marcial de una manera admirativa y entretenida. Por lo tanto están dando una lección de cómo tratar un mito cinematográficamente, al estilo hongkonés, claro está, pero renovado.

Como ya se dijo, la apuesta por esta fórmula busca enaltecer un símbolo nacional, que lamentablemente el público occidental llano desconoce y al que sólo se le intenta familiarizar por medio de su vinculación con Bruce Lee, paradójicamente, un icono del tipo de cine que esta producción está dejando atrás. Por eso considero desacertada la estrategia publicitaria que explota esta afiliación, pues no pocos admiradores pueden quedarse con sus expectativas defraudadas y sin admirar lo que esta cinta les ofrece per se.

Volviendo a nuestras referencias, éstas comentan que a Ip Man le seguirá una secuela, que justamente tratará la época en que el sifu o maestro conoce al joven Lee y lo toma como discípulo, de modo que nos toca caer en la tentación de las segundas partes, irremediablemente.

Ficha técnica
Director: Wilson Yip
País: China
Guión: Edmond Wong
Año: 2008
Música: Kawai Kenji
Fotografía: Oh Sing pui
Reparto: Donnie Yen, Simon Yam, Fan Siu-Wong, Lam Ka Tung, Xing Yu, Wong You-Nam, Zhi Hui Chen, Sherawat Mallika, Sammo Hung, Kam-Bo, Hiroyuki Ikeuchi
Productora: Mandarin Films Distribution Co.
Género: Acción. Biográfico. Histórico. Artes marciales
Duración: 100 min.

SHINIGAMI

No hay comentarios:

Publicar un comentario

POSTS RELACIONADOS