12 julio, 2009

Aportes: Sen to Chihiro no kamikakushi (El Viaje de Chihiro) de Hayao Miyazaki

"Con cada nueva película, Hayao Miyazaki pone el listón de la animación más alto. Su visión es tan singular que resulta difícil dondo colocarlo. No es un amante del pasado, porque en el pasado nadie ha hecho películas como las suyas. Tampoco es un precursor, porque resulta dífícil imaginar a otro que no sea Miyazaki que haga lo mismo. Es único, y como tal sus películas ocupan un lugar muy especial en el corazón de los amantes del cine.
En su Japón natal, cada una de sus películas tiene mayor éxito de taquilla que la anterior y eclipsan las producciones más poderosas de Hollywood. Miyazaki crea mundos fantásticos libres de los personajes empalagosos y el tono paternalista de tantas otras películas de animación. Sus inteligentes películas gustan a niños y adultos por igual: son sencillas para que los niños disfruten, y complejas para que el adulto las valore en un plano diferente.

Trailer


La tímida e inquieta Chihiro, va con sus padres de camino a casa y se desvían por un misterioso túnel. Cuando salen al otro lado, descubren una ciudad en apariencia desierta. Los padres se atiborran de comida y se transforman en cerdos, y entonces Chihiro se da cuenta de que no están solos. Cuando cae la noche, la ciudad se llena de espíritus y Chihiro debe sobreponerse a sus miedos para salvar a sus padres y encontrar el camino de vuelta a su casa. Guiada por un espíritu benóvolo llamado Haku, se dedica a atisbar la ciudad y descubre a una bruja llamada Yubaba. Es ella quien dirige esta nube de espíritus como negocio próspero. Chihiro tendrá alguna esperanza congraciándose con esta enigmática arpía y sus impredecibles amigos.


El viaje de Chihiro es la Alicia en el país de las maravillas de Miyazaki. Las escenas dibujadas a mano por el guinosta/director rebosan energía e inventiva, y Miyazaki diseña docenas de espíritus y variopintas criaturas que vagan por un mundo de normas inescrutables y de lógica impenetrable. Bebés gigantes con pataletas destructivas. Espíritus malignos que regalan oro y luego devoran todo lo que hay a la vista. Los personajes cambian de forma (y de personalidad) sin previo aviso: uno de ellos aparece como niño, dragón y espíritu del río. Chihiro reacciona con confusión, luego con miedo y, finalmente, con valor. Comprende que debe controlar ese extraño mundo si quiere volver a casa, y así como los espíritus alteran su concepto de la vida, también ella influye en los espíritus. Es una extraña en una tierra extraña cuyos ciudadanos la consideran lo más extraño de todo".
Joshua Klein. 1001 películas que hay que ver antes de morir.

Andy Cheung



No hay comentarios:

Publicar un comentario

POSTS RELACIONADOS